sábado, 24 de enero de 2015

Yo en la cama Tú en la Cruz



¡Jesús, Jesús! Yo en la cama y Tú en la cruz.
Yo en la cama, acostado; Tú en la cruz, clavado.
Yo, la cabeza en blanda almohada;
Tú, la tuya, de espinas coronada.
Yo, quejándome; Tú, animándome.
Yo, sin pensar que mis dolores unidos a los Tuyos,
tienen un valor infinito.
Tú, anhelando sufrir más para pagar nuestros pecados.
Jesús, Jesús, yo en la cama y Tú en la cruz.
Jesús, creo en ti. Jesús, espero en ti. Jesús, voy a ti.