martes, 29 de septiembre de 2015

Consagración del Hogar a San Miguel



San Miguel Arcángel que bendices y proteges las casas donde está expuesta y es honrada tu santa imagen. Te elegimos hoy y para siempre por Señor y dueño de esta casa, y te dignes demostrar en ella tu poderoso auxilio preservándola de las enfermedades, del rayo, de las inundaciones, de los terremotos, de los ladrones, de las discordias y de los peligros de la guerra. Bendice y protege a las personas que aquí habitan, y concédeles la paz, una gran fe, verdadero amor a Dios y al prójimo, paciencia en las penas, esperanza en la vida eterna, facilidades de trabajo, empleo, estudio y la gracia de evitar los malos ejemplos, el vicio, el pecado, la condenación eterna y todas las demás gracias y accidentes, amén.

San Miguel, ayúdanos y ruega por nosotros.

Nota: En las casas de la provincia de Vendeé, que tenían esta oración y la rezaban con frecuencia, fueron preservadas, y Monseñor Juan José, Arzobispo de Tours le concedió indulgencia.

(Puede colocar esta oración detrás de la puerta)