jueves, 11 de febrero de 2016

Rosario y Letanías al glorioso San José



Se comienza con la señal de la Cruz + y la siguiente oración:

“Oh San José, que en tus manos tuvisteis el madero que en contacto con tu Hijo y en su muerte nos dió la salvación, enséñanos a caminar con pasos de hombre sobre los caminos de Dios.”

Después de cada oración se reza un Padre Nuestro, cinco Ave María, un Gloria y la jaculatoria a San José: 

1. Por el tiempo que a María esperaste, danos la virtud para en silencio pacientemente esperar. Esto es, danos la paz.

Padrenuestro:
Padre Nuestro que estás en el cielo, santificado sea Tu Nombre, venga a nosotros Tu Reino, hágase Tu Voluntad en la tierra como en el cielo, danos hoy nuestro pan de cada día, perdona nuestras ofensas como también nosotros perdonamos a los que nos ofenden, no nos dejes caer en tentación y líbranos del mal, amén.

Cinco Ave Marías:
Dios te salve María, llena eres de gracia, el Señor es contigo, bendita eres entre todas las mujeres y bendito es el fruto de tu vientre, Jesús. Santa María, madre de Dios, ruega por nosotros los pecadores, ahora y en la hora de nuestra muerte, amén.

Un Gloria:
Gloria al Padre, al Hijo y al Espíritu Santo, amén.

Jaculatoria a San José:
“Amado San José haz crecer en mi la fe, que en ella buscaré la esperanza y la caridad.”


2. Por aceptar en castidad para María desposar, danos la virtud para vivir en pureza y castidad.

Padrenuestro:
Padre Nuestro que estás en el cielo, santificado sea Tu Nombre, venga a nosotros Tu Reino, hágase Tu Voluntad en la tierra como en el cielo, danos hoy nuestro pan de cada día, perdona nuestras ofensas como también nosotros perdonamos a los que nos ofenden, no nos dejes caer en tentación y líbranos del mal, amén.

Cinco Ave Marías:
Dios te salve María, llena eres de gracia, el Señor es contigo, bendita eres entre todas las mujeres y bendito es el fruto de tu vientre, Jesús. Santa María, madre de Dios, ruega por nosotros los pecadores, ahora y en la hora de nuestra muerte, amén.

Un Gloria:
Gloria al Padre, al Hijo y al Espíritu Santo, amén.

Jaculatoria a San José:
“Amado San José haz crecer en mi la fe, que en ella buscaré la esperanza y la caridad.”


3. Por aceptar la paternidad de Jesús, danos la virtud para solo hacer la voluntad de Dios.

Padrenuestro:
Padre Nuestro que estás en el cielo, santificado sea Tu Nombre, venga a nosotros Tu Reino, hágase Tu Voluntad en la tierra como en el cielo, danos hoy nuestro pan de cada día, perdona nuestras ofensas como también nosotros perdonamos a los que nos ofenden, no nos dejes caer en tentación y líbranos del mal, amén.

Cinco Ave Marías:
Dios te salve María, llena eres de gracia, el Señor es contigo, bendita eres entre todas las mujeres y bendito es el fruto de tu vientre, Jesús. Santa María, madre de Dios, ruega por nosotros los pecadores, ahora y en la hora de nuestra muerte, amén.

Un Gloria:
Gloria al Padre, al Hijo y al Espíritu Santo, amén.

Jaculatoria a San José:
“Amado San José haz crecer en mi la fe, que en ella buscaré la esperanza y la caridad.”


4. Por el día en que todo dejaste para tu Hijo salvar, danos la virtud para cumplir lo que Dios pida y vivir como tú, en santa obediencia.

Padrenuestro:
Padre Nuestro que estás en el cielo, santificado sea Tu Nombre, venga a nosotros Tu Reino, hágase Tu Voluntad en la tierra como en el cielo, danos hoy nuestro pan de cada día, perdona nuestras ofensas como también nosotros perdonamos a los que nos ofenden, no nos dejes caer en tentación y líbranos del mal, amén.

Cinco Ave Marías:
Dios te salve María, llena eres de gracia, el Señor es contigo, bendita eres entre todas las mujeres y bendito es el fruto de tu vientre, Jesús. Santa María, madre de Dios, ruega por nosotros los pecadores, ahora y en la hora de nuestra muerte, amén.

Un Gloria:
Gloria al Padre, al Hijo y al Espíritu Santo, amén.

Jaculatoria a San José:
“Amado San José haz crecer en mi la fe, que en ella buscaré la esperanza y la caridad.”


5. Por el día que tu Hijo encontraste hablando con sabiduría y callaste, danos la virtud de callar y aprender a escuchar al que en nombre de Dios habla.

Padrenuestro:
Padre Nuestro que estás en el cielo, santificado sea Tu Nombre, venga a nosotros Tu Reino, hágase Tu Voluntad en la tierra como en el cielo, danos hoy nuestro pan de cada día, perdona nuestras ofensas como también nosotros perdonamos a los que nos ofenden, no nos dejes caer en tentación y líbranos del mal, amén.

Cinco Ave Marías:
Dios te salve María, llena eres de gracia, el Señor es contigo, bendita eres entre todas las mujeres y bendito es el fruto de tu vientre, Jesús. Santa María, madre de Dios, ruega por nosotros los pecadores, ahora y en la hora de nuestra muerte, amén.

Un Gloria:
Gloria al Padre, al Hijo y al Espíritu Santo, amén.

Jaculatoria a San José:
“Amado San José haz crecer en mi la fe, que en ella buscaré la esperanza y la caridad.”



Se finaliza con la siguiente oración:

“Tú, San José, patrono de las familias, protector de la Iglesia, defensor de la niñez y fiel guardián de las madres, ayúdanos a recibir la gracia y alcanzar así las virtudes gloriosas de tu corazón en la castidad, en la prudencia, en la justicia y en la humildad. Amén.”

Por la salud y las intenciones del Santo Padre, para que nos conduzca al triunfo del Inmaculado Corazón de María, un Padre Nuestro, tres Ave María y un Gloria








LETANÍAS DE SAN JOSÉ





-Señor, ten piedad de nosotros.    Se repite

-Cristo, ten piedad de nosotros.

-Señor, ten piedad de nosotros.

-Cristo, óyenos.

-Cristo, escúchanos.





-Dios, Padre celestial                  Ten piedad de nosotros.

-Dios Hijo, Redentor del mundo

-Dios Espíritu Santo

-Santa Trinidad, un solo Dios





-Santa Maria,                            Ruega por nosotros.

-Ilustre descendiente de David

-Luz de los patriarcas

-Esposo de la Madre de Dios

-Custodio purísimo de la Virgen,

-Nutricio del Hijo de Dios

-Diligente defensor de Cristo

-Jefe de la Sagrada Familia

-José justo

-José casto

-José fuerte

-José obediente

-José fiel

-Espejo de paciencia

-Amante de la pobreza

-Modelo de obreros

-Gloria de la vida doméstica

-Custodio de vírgenes

-Sostén de las familias

-Consuelo de los desdichados

-Esperanza de los enfermos

-Patrono de los moribundos

-Protector de la santa Iglesia





-Cordero de Dios, que quitas los pecados del mundo     Perdónanos, Señor.

-Cordero de Dios, que quitas los pecados del mundo     Escúchanos, Señor.

-Cordero de Dios, que quitas los pecados del mundo     Ten piedad de nosotros.



V. Lo nombró administrador de su casa.

R. Y señor de todas sus posesiones.



ORACIÓN

¡Oh Dios, que con inefable providencia te dignaste elegir a San José para esposo de tu Santísima Madre! te rogamos nos concedas tenerlo como intercesor en el cielo, ya que lo veneramos como protector en la tierra. Tú, que vives y reinas por los siglos de los siglos. Amén.