lunes, 5 de diciembre de 2016

Coronilla o Rosario a San Miguel Arcángel


Un día, San Miguel Arcángel se apareció a la devota de Dios, Antonia d`Astonaco. El Arcángel le dijo a la Religiosa que él desea ser honrado mediante la recitación de nueve Salutaciones. Estas Nueve plegarias corresponden a los nueve Coros de los Ángeles. Consiste el Rosario de un Padrenuestro y tres Avesmarías, en honor de cada Coro Angelical.

Promesas de San Miguel:
A los que practican esta devoción en su honor, el Arcángel promete grandes bendiciones. Promete enviar a un Ángel de cada Coro Angelical, para acompañar a los devotos a la hora de la Santa Comunión. Además, a los que reciten estas nueve Salutaciones todos los días, les asegura que disfrutarán de su asistencia continua. Es decir, durante esta vida y también después de la muerte. Aún más. Serán acompañados de todos los Ángeles; y con todos sus seres queridos, parientes y familiares serán librados del Purgatorio.

Método para rezar el Rosario

Se empieza el Rosario rezando en la medalla, la siguiente invocación:

V. Oh Dios, Ven en mi ayuda.
R. Señor, apresúrate en socorrerme.

Gloria al Padre, al Hijo y al Espíritu Santo, amén.

En las cuentas grandes, se dice: Un Padrenuestro y tres Avemarías, después de cada Salutación, así:

1- Por la intercesión de San Miguel y el Coro celestial de los Serafines, que Dios Nuestro Señor prepare nuestras almas, y así recibir dignamente en nuestros corazones el fuego de la Caridad perfecta. Amén.
Un Padrenuestro y tres Avemarías.

2- Por la intercesión de San Miguel y el Coro celestial de los querubines, Que Dios Nuestro Señor nos conceda la gracia de abandonar los caminos del pecado y seguir el camino de la Perfección Cristiana. Amén.
Un Padrenuestro y tres Avemarías.

3- Por la intercesión de San Miguel y el Coro celestial de los Tronos, que Dios Nuestro Señor derrame en nuestros corazones el verdadero y sincero espíritu de humildad. Amén.
Un Padrenuestro y tres Avemarías.

4- Por la intercesión de San Miguel y el Coro celestial de Dominaciones, que Dios Nuestro Señor nos conceda la Gracia de controlar nuestros sentidos y así dominar nuestras pasiones. Amén.
Un Padrenuestro y tres Avemarías.

5- Por la intercesión de San Miguel y el Coro Celestial de Potestades, que Dios Nuestro Señor proteja nuestras almas contra las asechanzas del demonio. Amén.
Un Padrenuestro y tres Avemarías.

6- Por la intercesión de San Miguel y el Coro de las Virtudes, que Dios Nuestro Señor nos libre de todo mal y no nos deje Caer en la tentación. Amén.
Un Padrenuestro y tres Avemarías.

7- Por la intercesión de San Miguel y el Coro celestial de los Principados, que Dios Nuestro Señor se libre llenar nuestras almas con el verdadero espíritu de la obediencia. Amén.
Un Padrenuestro y tres Avemarías.

8- Por la intercesión de San Miguel y el Coro celestial de los Arcángeles, que Dios Nuestro Señor nos conceda la Gracia de perseverancia final de la Fe y en las Buenas obras y así nos lleve a la Gloria del Paraíso. Amén.
Un Padrenuestro y tres Avemarías.

9- Por la intercesión de San Miguel y el Coro celestial de los Ángeles, que Dios Nuestro Señor nos conceda la Gracia de ser protegidos por ellos durante esta vida mortal y que nos guíen a la Gloria Eterna. Amén.
Un Padrenuestro y tres Avemarías.

En las cuatro cuentas después de la medalla se reza un Padrenuestro en honor de cada uno de los siguientes Ángeles, como se indica:
1ro. A San Miguel Arcángel
2do. A San Gabriel
3ro. A San Rafael
4to. Al Ángel de la Guarda

El Rosario de San Miguel se termina con las siguientes oraciones:

Oh Glorioso Príncipe, San Miguel, Jefe Principal de la Milicia celestial: Guardián fidelísimo de las almas: Vencedor eficaz de los espíritus rebeldes; fiel Servidor en el Palacio del Rey Divino, sois nuestro admirable Guía y Conductor. Vos que brilláis con excelente resplandor y con virtud sobrehumana, libradnos de todo mal. Con plena confianza recurrimos a vos. Asistidnos con vuestra afable protección; para que seamos más y más fieles al servicio de Dios, todos los días de nuestra vida.

V. Rogad por nosotros, oh glorioso San Miguel, Príncipe de la Iglesia de Jesucristo.
R. Para que seamos dignos de alcanzar sus promesas.

Oración:
Omnipotente y Eterno Dios, os adoramos y bendecimos. En vuestra maravillosa Bondad, y con el misericordioso deseo de salvar las almas del género humano, habéis escogido al glorioso Arcángel, San Miguel, como Príncipe de vuestra Iglesia. Humildemente os suplicamos, Padre celestial, que nos liberéis de nuestros enemigos. En la hora de la muerte, no permitáis que ningún espíritu maligno se nos acerque, para perjudicar nuestras almas. Oh Dios y Señor nuestro, guiarnos por medio de este mismo Arcángel. Enviadle que nos conduzca a la Presencia de vuestra Excelsa y Divina Majestad. Os lo pedimos por los méritos de Jesucristo Nuestro Señor. Amén.


Fuente:  Libro: San Miguel, ¿Quién como Dios?, Fundación Jesús de la misericordia.


¿Qué es la Geocromoterapia? ¿Los colores y las formas curan?


Una de las muchas propuestas vinculadas a la Nueva Era nacidas en España.

El mundo de la Nueva Era (New Age), el crecimiento personal, los movimientos del potencial humano y las pseudoterapias es amplísimo y en constante movimiento. Una de las muchas propuestas nacidas en España es el Sistema Geocrom, Instituto Geocrom o Geocromoterapia.

Se puede observar en los materiales divulgados por Geocrom algo propio de este campo en el que se mueve: la diversidad de denominaciones y derivaciones, tanto en los tres nombres reseñados al comienzo como en las variantes de Geometría Sagrada, Fisterra-Novaterra, Medicina del Hábitat, Grupo Holograma Humano, Laboratori de Llum, Centro de Sanación Integrativa Sistémica, etc.

La líder
Todo ello se debe a una persona, la inventora de Geocrom, Marta Povo Audenis (Barcelona, 1951), una típica gurú de la Nueva Era, que aúna en su persona el arte, “la medicina energética integral, la sanación y la espiritualidad”. En su propia página web se dice que posee “gran formación terapéutica, sensibilidad psíquica y experiencia clínica”.

Fotógrafa, no tiene estudios superiores finalizados, por lo que da a conocer, y su formación desde los años 80 ha consistido en las siguientes áreas de la Nueva Era: “quiromasaje, reflexología, terapia floral, medicina china y acupuntura, reiki, psicología de Jung, constelación familiar sistémica, medicina antroposófica, sanación esenia-egipcia y otras materias psicoenergéticas”. Mientras estudia estas técnicas de sanación, “mis manos también limpiaban el aura y sacaban escorias etéricas”.

Posteriormente crea la Geocromoterapia (1994) y a lo largo del tiempo va desarrollando las otras “disciplinas” hermanas. En una entrevista ha asegurado tener “una sensibilidad no muy acorde con el planeta”, lo que “me acerca a otros planos o realidades”. Ha aprendido feng shui, pero considera que lo que ella hace va más allá del feng shui.

Se considera “canalizadora” (equivalente a médium), porque es capaz de recibir el dictado de entidades de otras dimensiones, como ya le sucedía a su madre. Así lo explica en su entrevista autobiográfica: “mi mayor don cognitivo estriba en la sensibilidad psíquica, en la facilidad de canalización, mediación o escucha de otros planos existenciales. Mi primer texto canalizado fue a los catorce años y versaba sobre el tantra”.

Habla directamente de canalizaciones y de “escritura automática”. Señala que el texto más largo que ha recibido por este procedimiento es el Sistema Geocrom, durante varios meses, cuando ella tenía 43 años.

Marta Povo asegura que las personas que acuden a ella “vienen intuitivamente a mí porque necesitan que alguien les recuerde la grandiosidad de su Ser y de su alma encarnada, para llegar a reconocer y honrar su camino”. Según ella, “todas mis enseñanzas terapéuticas están totalmente vinculadas a la sanación de las almas, el sustrato desde donde el hombre sana su psicología, su línea ancestral, su energía, su entorno y su cuerpo”.

En sus páginas webs se difunden textos “psicográficos” de Marta Povo, recibidos por canalización espiritual. Así acaba uno “recibido” en el año 2013: “Soy María Magdalena, que es como me llamáis en este rincón de la Tierra, pero lo que ‘soy’ realmente es una partícula divina hermanada a la vuestra”.

La Geocromoterapia
Según su inventora, el Sistema Geocrom es, en síntesis, que los polígonos de la geometría, combinados con los colores, tienen propiedades terapéuticas. Marta Povo asegura que “el diagnóstico con la Geocromoterapia es muy poderoso”. Y así pone el soporte teórico de su sistema: “la energía se ordena y vibra mediante la fuerza lumínica. Y justo de la fuerza lumínica parte el color. Cada color es una distinta expresión de la luz visible. 
La geometría es la expresión de la armonía del Universo. Es su vocabulario. Cada polígono es como una letra del lenguaje con el que se expresa la fuerza del espíritu universal”. Responde a la doctrina más típica de la Nueva Era: “la llamamos ‘una medicina del alma’ porque en realidad es el alma quien enferma, no el cuerpo. Alma y espíritu no son lo mismo. Casi podríamos decir que el alma es la intermediaria entre nuestro ego-cuerpo, y nuestro espíritu solar, que es común a todos. El alma es personal, pero nuestro espíritu es grupal. Somos Uno”.

Así resume su funcionamiento: “Durante la primera hora de la terapia tan sólo hablamos, y es un tiempo muy aclaratorio y sanador para cada persona. La segunda hora, cuando ya se proyectan los arquetipos en camilla, es pura sanación anímica, se trabaja en silencio, con mis manos, con los arquetipos, con la asistencia del Universo, y luego con el complemento de las diluciones Geocrom a base de agua de mar codificada, remedio en gotas que les sirve de soporte para que durante unos días ellos puedan cambiar patrones de comportamiento”. 

Sus productos y talleres
Su versión más grupal es el Instituto Geocrom de Barcelona. Tiene una tienda virtual donde ofrecen productos de lo más variopinto: desde los libros de la fundadora hasta un set de “77 arquetipos Geocrom” para proyectar los terapeutas que cuesta 2.060 euros, un set de “77 cartas de diagnóstico Geocrom” que cuesta 122 euros o un set de “77 botellas de extractos codificados” (pequeños frascos de agua de mar “codificada”), que cuesta 999 euros. También cremas de “cosmética terapéutica”, sales revitalizantes, champú áurico para la desintoxicación energética, aceite descongestionante y adhesivos “para preservar al ser humano de los efectos nocivos de toda clase de radiaciones electromagnéticas”.
Ofrecen multitud de cursos y talleres de esta temática. Por ejemplo, un taller “de ampliación y educación del hemisferio derecho, de la capacidad de canalizar y contactar con otros planos vibratorios, de enfoque y educación de la sensibilidad mediúmnica de cada uno, de lectura e interpretación energética”, muy bueno para “diagnosticar el alma”.

También encuentros de Visión Geocrom, que consiste en un “encuentro de Lecturas Anímicas en base a los arquetipos Geocrom, en la que cada asistente hace una pregunta existencial y es la propia geometría lumínica quien responde; ella [Marta Povo] lo interpreta”. Cursos para elaborar esencias “para aplicar sobre chakras y para pulverizar sobre ambientes”. O el Seminario de “Sanar memorias con geometría y luz”, que dura una semana y cuesta 800 euros. Asimismo se ofrece formación on-line.

Una pseudoterapia más
Por lo sintetizado hasta ahora, queda claro el carácter pseudocientífico y pseudoespiritual de este movimiento (o de los diversos movimientos surgidos en torno a la figura de Marta Povo) y su importante componente comercial. Podemos enmarcarla en las “terapias alternativas energéticas”. La líder participa en ocasiones en eventos de “nueva conciencia” o Nueva Era. También quedan claras las conexiones internacionales de este grupo y su movilidad geográfica, algo propio de este tipo de corrientes espirituales.
Como señalan las psicólogas Carmen Rodríguez y Carmen Almendros en su estudio Ladrones de libertad. Pseudoterapias ‘religiosas’ New Age (Universidad Autónoma de Madrid), en estos casos nos encontramos ante “un tema que afecta seriamente a la salud física y psíquica de los ciudadanos”, ya que con frecuencia se dan dinámicas de manipulación psicológica.

Además, hay otras personas vinculadas a Marta Povo en torno a las cuales giran sus variantes y actividades, como la también barcelonesa Esther Beltrán. Por lo que difunden en Internet y en las redes sociales (tanto sus convocatorias como las fotografías), la realización de cursos es constante, aunque participan pocas personas en cada actividad (la inmensa mayoría mujeres a partir de los 40 años).


Información tomada de: Aleteia; P. Luis Santa María

viernes, 11 de noviembre de 2016

Venerable Monseñor Fulton Sheen y oración de canonización

  


Nació el 8 de Mayo de 1885, en El Paso, Illinois. Nombre de nacimiento: Peter John Sheen  

Obispo de Estados Unidos fue un gran predicador, escritor, misionero y maestro de la fe católica. Conocido por su predicación y sobre todo su trabajo en televisión y radio. Dio a conocer a miles de personas el evangelio de Cristo con gran humor y genio.  

Ordenado sacerdote de la Diócesis de Peoria en 1919, a la edad de 24 años en el Seminario St. Paul en Minnesota, se convirtió en un gran teólogo, ganando el Cardenal Mercier el “Premio Internacional de Filosofía” en el año 1923.

En 1930 comenzó su programa de radio “The Catholic Hour” (La Hora Católica) que continuó por 22 años en el que ganó dos premios Emmy.

Pensó y organizó el Rosario Misionero con la finalidad de brindar un medio muy práctico de orar por las misiones y misioneros del mundo entero.

El 11 de junio de 1951 fue consagrado obispo en Roma. 

En el otoño de 1951 comenzó su famosa serie de Televisión “Life is Worth Living” (La Vida vale la pena Vivirla) que llegó a una audiencia estimada en 30 millones semanales. Fue pionero del uso de la TV para predicar. 

Participó en todas las sesiones del Concilio Vaticano II finalizado en 1965. 

Fue nombrado obispo de la Diócesis de Rochester, New York el 25 de octubre de 1969. 

Continuó activo escribiendo y predicando.  

El Arzobispo Sheen escribió 96 libros y cientos de artículos y columnas. 

El 3 de octubre de 1979 fue un momento muy especial para Mons. Sheen. El Papa San Juan Pablo II lo abrazó en la Catedral de San Patricio, Nueva York, y le dijo: “¡Has escrito y hablado bien de nuestro Señor Jesucristo! ¡Eres un hijo leal de la Iglesia!". Tres meses más tarde, el 9 de diciembre, el Señor se llevó al buen obispo al cielo. 

El 28 de Junio de 2012, La Congregación para la Causa de los Santos oficialmente abrió la causa del Arzobispo Sheen y le confirió el título de "Siervo de Dios" por el Papa Benedicto XVl.

Influenció a millares de personas por sus testimonios de vida y su relación personal con Dios, aún sigue tocando los corazones de millones de personas en todo el mundo gracias a sus videos que aún se transmiten en canales como EWTN y otros canales de televisión cristiana.


Como orador atrajo a un auditorio de hasta 10 mil personas, y su programa de televisión 'Vale la Pena vivir la Vida', tenía 30 millones de telespectadores semanales. Uno de sus espectadores fue el Papa Juan Pablo II, quién aprendió inglés viendo su programa. 

Murió en 9 de diciembre de 1979 a los 84 años.


Oración de Canonización

Padre Celestial, fuente de toda santidad, tu suscitas dentro de la Iglesia en todas las épocas hombres y mujeres que te sirven con amor y dedicación heroica. Tú has bendecido tu Iglesia a través de la vida y ministerio de tu siervo fiel, el Arzobispo FULTON J. SHEEN. El ha escrito y hablado bien de tu Divino hijo, Jesucristo, y fue un verdadero instrumento del Espíritu Santo para tocar los corazones de incontables personas. Si es acorde a tu voluntad, para la mayor gloria de la Santísima Trinidad y para la salvación de las almas, te pedimos que tu Iglesia lo proclame santo.

Te lo pedimos por Jesucristo, nuestro Señor.
Amén.

(Padre Nuestro, Ave María, Gloria)

Consagración de uno mismo y a la Obra del Espíritu Santo


 Recibid ¡oh Espíritu Santo! la consagración perfecta y absoluta de todo mi ser, que os hago en este día para que os dignéis ser en adelante, en cada uno de los instantes de mi vida, en cada una de mis acciones, mi director, mi luz, mi guía, mi fuerza, y todo el amor de mi corazón.

Yo me abandono sin reservas a vuestras divinas operaciones, y quiero ser siempre dócil a vuestras santas inspiraciones.

¡Oh Santo Espíritu! Dignaos formarme con María y en María, según el modelo de vuestro amado Jesús. Gloria al Padre Creador. Gloria al Hijo Redentor. Gloria al Espíritu Santo Santificador. 
Amén



Consagración a la Obra del Espíritu Santo

¡Oh Amor, centro y vida de la Trinidad Espíritu Santo! ven a mí con tus dones y con tu Amor, me consagro totalmente a Ti para que obres en mí tu "Misterio de AMOR", el que empezaste a realizar el día de mi bautismo y que ahora quiero renovar en cada instante de mi vida.


Que tu gracia acompañe siempre todas mis acciones y las transforme en ofrenda permanente para gloria del Padre y bien de todos los hombres mis hermanos. 
Amen

lunes, 26 de septiembre de 2016

El Rezo del Rosario a Diario es...



Un Acto de Humildad en honor a Nuestra Reina Inmaculada;
Un Acto de Prudencia, seguro de la vida Eterna;
Un Acto de Justicia y Gratitud, por la bondad y Misericordia infinita de Dios;
Un Acto de Fortaleza para vencer los obstáculos con perseverancia;
Un Acto de Templanza para triunfar sobre nuestro amor propio, aridez y pereza;
Una Oración de Intercesión por la conversión de los pecadores;
Una Oración por las Almas del Purgatorio;
Un Himno de Alabanza al Nombre de Jesús;
Una Repetida Petición por una buena muerte.
Nunca dejes de rezar esta poderosa arma que tanto teme el enemigo de las almas, 

¡SÉ VALIENTE Y EMPUÑA TU ROSARIO!

domingo, 11 de septiembre de 2016

Visión del Purgatorio y Cielo de Santa Faustina Kowalska



Santa Faustina Kowalska, la monja polaca Beatificada y Canonizada por el Papa: San Juan Pablo Segundo, vio infierno, Purgatorio y Cielo; aquí escritos según lo narra en su Diario.

EL PURGATORIO

Estando de vacaciones en Skolimów, nos cuenta: "Vi al Ángel de la Guarda que me dijo que le siguiera. En un momento me encontré en un lugar nebuloso, lleno de fuego y había allí una multitud de almas sufrientes. Estas almas estaban orando con gran fervor, pero sin eficacia para ellas mismas; sólo nosotros podemos ayudarlas. Las llamas que las quemaban, a mí no me tocaban. Mi Ángel de la Guarda no me abandonó ni por un solo momento. Pregunté a estas almas ¿cuál era su mayor tormento? Y me contestaron unánimemente que su mayor tormento era la añoranza de Dios. 

Vi a la Madre de Dios que visitaba a las almas en el purgatorio... Ella les trae alivio. Deseaba hablar más con ellas; sin embargo, mi Ángel de la Guarda me hizo seña de salir. Salimos de esa cárcel de sufrimiento. [Oí una voz interior] que me dijo: Mi misericordia no lo desea, pero la justicia lo exige. A partir de aquel momento me uno más estrechamente a las almas sufrientes".

Desde su noviciado Sor Faustina tenía comunicaciones con almas en el purgatorio: "Cuando llegamos al noviciado, la hermana X. estaba muriendo. Unos días después vino la hermana ... y me mandó ir a la Madre Maestra y decirle que su confesor, Padre Responde, celebrara a su intención una Santa Misa y tres jaculatorias. Al principio consentí, pero al día siguiente pensé que no iría a la Madre Maestra, porque no entendía bien si había sido un sueño o realidad. Y no fui. La noche siguiente se repitió lo mismo, pero más claramente; no lo dudaba. No obstante, a la mañana siguiente decidí no decirlo a la Maestra. Se lo diría sólo cuando la viera durante el día. Un momento después la encontré [a aquella hermana fallecida] en el pasillo; me reprochaba que no había ido enseguida y mi alma se llenó de gran inquietud. Entonces fui inmediatamente a hablar con la Madre Maestra y le conté lo que había sucedido. La Madre dijo que ella lo arreglaría. Enseguida la paz volvió a mi alma y tres días después aquella hermana vino y me dijo: 'Dios se lo pague'." 

El valor de la Santa Misa a favor de las almas en pena es maravilloso. Las jaculatorias indulgenciadas también les sirven de alivio. Las almas del purgatorio ya no pueden merecer; nosotros, sí. Por eso, la Iglesia militante no puede desentenderse de la Iglesia en su estado de purificación definitiva.

Cualquier tipo de oración por las almas del purgatorio les sirve de ayuda y alivio. Nos cuenta en su Diario Santa Faustina: "En la víspera del día de los difuntos, cuando al atardecer fui al cementerio que estaba cerrado, entreabrí un poco la puerta y dije: Si desean, queridas almas, alguna cosa, la haré con gusto, dentro de lo que me permite la regla. Entonces oí estas palabras: Cumple la voluntad de Dios. Nosotras somos felices en la medida en que hemos cumplido la voluntad de Dios.

Por la noche aquellas almas vinieron y me rogaron orar; recé mucho por ellas. Mientras la procesión volvía del cementerio, vi una multitud de almas que junto con nosotras iban a la capilla, rezaban junto con nosotras. Recé mucho porque tenía el permiso de las Superioras". 

Dios aplica según su santa voluntad las oraciones que se hacen por las almas que están en purificación: "Una vez, -nos dice Santa Faustina-, cuando entré en la capilla por cinco minutos de adoración y recé por cierta alma, comprendí que no siempre Dios acepta nuestras plegarias por aquellas almas por las cuales rogamos, sino que las destina a otras almas, y no les llevamos alivio en las penas que sufren en el fuego del purgatorio; sin embargo, nuestra plegaria no se pierde".

La Iglesia militante, purgante y triunfante viven en estrecha unión como Cuerpo Místico de Cristo. Nos cuenta Santa Faustina: "Una noche vino a mí una de las hermanas difuntas que ya antes había venido algunas veces; la primera vez la vi en un estado de gran sufrimiento, después los sufrimientos eran cada vez menores y aquella noche, la vi resplandeciente de felicidad y me dijo que ya estaba en el paraíso; ... Luego se acercó a mí y me abrazó cordialmente y dijo: Tengo que irme ya. Comprendí lo estrecha que es la unión entre estas tres etapas de la vida de las almas, es decir, la tierra, el purgatorio, el cielo".

El purgatorio no es más que un proceso integrador y purificativo de la persona humana, que "desemboca necesaria e inevitablemente en la consumación del hombre, es decir, en la visión intuitiva de Dios" Escribía así Santa Faustina: "2 de noviembre 1936. Por la tarde, después de las vísperas fui al cementerio. Después de rezar un momento, vi a una de nuestras hermanas que me dijo: Estamos en la capilla. Comprendí que debía ir a la capilla y rezar allí para adquirir indulgencias. Al día siguiente, durante la Santa Misa vi tres palomas blancas que se alzaron del altar hacia el cielo. Comprendí que no solamente estas tres almas queridas que había visto fueron al cielo, sino también otras muchas que habían muerto fuera de nuestro instituto. Oh, qué bueno y misericordioso es el Señor".

En la novena de la divina Misericordia según Santa Faustina Kowalska, el octavo día está dedicado a pedir por las almas del purgatorio: "Hoy, tráeme a las almas que están en la cárcel del purgatorio y sumérgelas en el abismo de mi misericordia. Que los torrentes de mi Sangre refresquen el ardor del purgatorio. Todas estas almas son muy amadas por Mí. Ellas cumplen con el justo castigo que se debe a mi Justicia. Está en tu poder llevarles alivio. Haz uso de todas las indulgencias del tesoro de mi Iglesia y ofrécelas en su nombre... Oh, si conocieras los tormentos que ellas sufren, ofrecerías continuamente por ellas las limosnas del espíritu y saldarías las deudas que tienen con mi justicia".

Entre las limosnas del espíritu están también el ayuno y la obediencia. "Por la noche -nos dice Sor Faustina- vino a verme una de las hermanas difuntas y pidió un día de ayuno y que ese día ofreciera por ella todas las prácticas de piedad. Le contesté que estaba de acuerdo". "Inmediatamente después de la Santa Misa pedí a la Madre Superiora permiso para ayunar, sin embargo, no lo recibí por estar enferma. Al entrar en la capilla oí estas palabras: '¿Si usted, hermana, hubiera ayunado, yo hubiera recibido alivio sólo esta noche, pero por la obediencia que le ha prohibido ayunar, he recibido el alivio inmediato? La obediencia tiene un gran poder'. Después de esas palabras oí: Dios se lo pague".

La oración era un recurso frecuente en Santa Faustina a favor de las almas del purgatorio: "Una noche vino a verme el alma de cierta jovencita y me hizo sentir su presencia dándome a conocer que necesitaba mi oración. Recé un momento, pero su espíritu no se alejó de mí. Entonces dije dentro de mí: Si eres un espíritu bueno, déjame en paz y las indulgencias de mañana serán para ti. En aquel momento, ese espíritu abandonó mi habitación; conocí que estaba en el purgatorio".






El Cielo 


"Hoy, en espíritu, estuve en el cielo y ví estas inconcebibles bellezas y la felicidad que nos esperan después de la muerte. Vi cómo todas las criaturas dan incesantemente honor y gloria a Dios; ví lo grande que es la felicidad en Dios que se derrama sobre todas las criaturas, haciéndolas felices; y todo honor y gloria que las hizo felices vuelve a la Fuente y ella entran en la profundidad de Dios, contemplan la vida interior de Dios, Padre, Hijo y Espíritu Santo, que nunca entenderán ni penetrarán.

Esta fuente de felicidad es invariable en su esencia, pero siempre nueva, brotando para hacer felices a todas las criaturas. Ahora comprendo a San Pablo que dijo: Ni el ojo vio, ni oído oyó, ni entró al corazón del hombre, lo que Dios preparó para los que le aman.

Y Dios me dio a conocer una sola y única cosa que a sus ojos tiene el valor infinito, y éste es el amor de Dios, amor, amor y una vez más amor, y con un acto de amor puro de Dios nada puede compararse. Oh, qué inefables favores Dios concede al alma que lo ama sinceramente. Oh, felices las almas que ya aquí en la tierra gozan de sus particulares favores, y éstas son las almas pequeñas y humildes.
Esta gran Majestad de Dios que conocí más profundamente, que los espíritus celestes adoran según el grado de la gracia y jerarquía en que se dividen; al ver esta potencia y esta grandeza de Dios, mi alma no fue conmovida por espanto ni por temor, no, no absolutamente no. Mi alma fue llenada de paz y amor, y cuanto más conozco a Dios tanto más me alegro de que Él sea así. Y gozo inmensamente de su grandeza y me alegro de ser tan pequeña, porque por ser yo tan pequeña, me lleva en sus brazos y me tiene junto a su Corazón.

Oh Dios mío, qué lástima me dan los hombres que no creen en la vida eterna; cuánto ruego por ellos para que los envuelva el rayo de la misericordia y para que Dios los abrace a su seno paterno. Oh amor, oh rey.
El amor no conoce temor, pasa por todos los coros angélicos que hacen guardia delante de su trono. No tiene miedo de nadie; alcanza a Dios y se sumerge en Él como en su único tesoro. El querubín con la espada de fuego que vigila el paraíso, no tiene poder sobre él. Oh, puro amor de Dios, qué inmenso e incomparable eres. Oh, si las almas conocieran Tu fuerza". (777-781)