sábado, 31 de enero de 2015

Oración al acostarse




Señor y Dios mío, en quien creo, en quien
espero, a quien amo más que a todas las
cosas, te doy gracias por haberme
creado, redimido, hecho cristiano y
conservado en este día.

Dame luz y gracia para conocer mis
pecados y arrepentirme de ellos.
Te adoro, Dios mío, postrado con
profunda humildad ante tu presencia
soberana. Creo en tí, porque eres Verdad infalible.

Espero en tí, porque eres bondad infinita, fiel a tus promesas.
Te amo con todo mi corazón, porque eres
sumamente amable, y amo a mi prójimo como a mí
mismo por amor a tí.


_______________________________________________

Tú, a quien he buscado Señor en este día,
A quien he escuchado, dame el reposo de esta noche,

Tú, a quien he cantado Señor en este día,
a quien he orado, dame el reposo de esta noche.

Tú, a quien yo he negado Señor en este día,
a quien he amando, dame el reposo de esta noche.
Amén

 ________________________________________________

Gracias por la noche apacible,
gracias por las estrellas,
gracias por el silencio.
Gracias por el tiempo que me diste,
gracias por la vida,
gracias por la gracia.
Gracias por estar contigo, Señor.
Gracias por recibir en tus manos
este paquete de mis dones
para ofrecerlo al Padre.
Gracias Señor, Gracias

  _____________________________________________

Ángel de la guarda, dulce compañía,
no me desampares ni de noche ni de día,
hasta que me entregues en los brazos de
Jesús, José y María.
Con tus alas me persigno y me abrazo de la cruz
y en mi corazón me llevo, al dulcísimo Jesús.

____________________________________________
 
Te doy gracias, Dios mío, por todos los beneficios
que hoy me has concedido.
Te pido perdón de todas las faltas que he cometido
durante este día; me pesa de todo corazón
aberte ofendido y me propongo firmemente
nunca más pecar, ayudado de tu divina gracia.
Amén.

__________________________________________
  
Jesús, José y María, os doy el corazón y el alma mía.
Jesús, José y María, asistidme en mi última agonía.
Jesús, José y María, en vos descanse en paz el alma mía.