martes, 27 de enero de 2015

La contestadora de Dios




¿Qué sucedería si Cristo decidiera instalar una contestadora telefónica automática en el cielo?

Imagínate rezando y escuchando el siguiente mensaje:

Gracias por llamar a la Casa de mi Padre; por favor selecciona una de las siguientes opciones:

*Presiona 1 para peticiones.
*Presiona 2 para acciones de gracias.
*Presiona 3 para quejas.
*Presiona 4 para cualquier otro asunto.


Imagínate que Dios usara la excusa tan conocida...

De momento todos nuestros ángeles están ocupados, atendiendo a otros clientes. Por favor manténgase rezando en la línea y su llamada será atendida en el orden que fue recibida.

¿Te imaginas obteniendo este tipo de respuestas cuando llames a Dios en tu oración?...

*Si deseas hablar con Gabriel, presiona 5.
*Con Miguel, presiona 6.
*Con cualquier otro ángel, presiona 7.
*Si deseas que el Rey David te cante un Salmo, presiona 8.
*Si deseas hacer reservaciones para la casa de mi Padre, simplemente presiona: J U A N, seguido de los números 3, 5, 6.
*Si deseas obtener respuestas a preguntas necias sobre los dinosaurios, la edad de la Tierra, dónde está el Arca de Noé, por favor espérate a llegar al Cielo.


¿Te imaginas lo siguiente en tu oración?

Nuestra computadora señala que ya llamaste otra vez hoy, por favor cuelga inmediatamente y despeja la línea para otros que quieren también rezar.

O bien lo siguiente:

Nuestras oficinas estarán cerradas el fin de semana, por causa de Semana Santa; por favor vuelve a llamar el lunes.

Gracias a Dios: que esto no sucede...
Gracias a Dios: que le puedes llamar en oración cuantas veces necesites...
Gracias a Dios: que a la primera llamada Él siempre te contesta...
Gracias a Dios: porque en JESÚS y con JESÚS nunca estará la línea ocupada...
Gracias a Dios: que Él nos responde personalmente y nos conoce por nuestro nombre...
Gracias a Dios: que Él conoce nuestras necesidades antes de que se las manifestemos...
Gracias a Dios: porque de nosotros depende llamarle en ORACIÓN...
Gracias a Dios……