jueves, 15 de octubre de 2015

El Poder del Rezo del Rosario en Grupos


"Hay muchas maneras de recitar el Santo Rosario, pero el Rosario en público, recitado o cantado o en dos grupos, es lo que da mayor Gloria a Dios Todopoderoso, le hace mayor bien a nuestras almas y es a lo que el demonio le teme más que cualquier otra cosa.

"Esta forma de rezar es muy benéfica para nuestra almas porque:

1. "Normalmente nuestra mentes están más alerta durante el Rosario en grupo que cuando rezamos solos.

2. "Cuando rezamos en común, la oración de cada uno nos pertenece a todos y esto hace que sea una oración grande y conjunta, de modo que si una persona no está rezando bien, alguna otra de las personas que están reunidas, reza mejor, compensa esta deficiencia. De esta manera, aquellos que son fuertes ayudan a los débiles, los que son fervorosos inspiran a los tibios, el rico enriquece al pobre, el malo es contado como bueno....

3. "La persona que recita el Rosario solo gana el mérito de un Rosario, pero la que lo reza con otras treinta personas gana el mérito de esos treinta Rosarios. Esta es la ley de la oración en grupo. Qué provechosa, qué ventajosa es!...

4. "Todas las veces que usted reza el Rosario en dos grupos, usted gana cien días de indulgencia adicionales.

5. "La oración en público es mucho más poderosa que la oración en privado, porque apacigua la ira de Dios y pide al Cielo Su Misericordia y además, la Madre de la Iglesia, guiada por el Espíritu Santo, siempre ha pedido la oración pública en tiempos de tragedias públicas y sufrimiento.

El Papa Gregorio XIII, en la Bula del Rosario, dice claramente que debemos creer (con fe piadosa) que las oraciones públicas y las procesiones de los miembros de las Confraternidades del Santo Rosario influyeron poderosamente en la gran victoria que Dios Todopoderoso concedió a los Cristianos en la batalla de Lepanto sobre la Armada Naval Turca, el primer Domingo de Octubre de 1571.

6. "Finalmente, cuando las personas rezan juntas el Rosario, esta es la mejor manera para combatir el mal que cuando se reza individualmente, porque esta oración pública es una arma para combatir al demonio. Con frecuencia él puede frustrar la oración de una persona, pero si esta oración se une a la de otros cristianos, el demonio tiene mayor dificultad en sacar ventaja de esto.

Es muy fácil romper solo una barra, pero si usted se une a otras personas para formar un grupo, no se puede romper. “La unión hace la fuerza”. Los soldados se unen en una armada para defenderse de sus enemigos; las personas malas van con frecuencia juntas a las fiestas y bailes de corrupción, y los malos espíritus unen sus fuerzas para que perdamos nuestras almas. Entonces por qué los Cristianos no unen sus fuerzas para tener a Jesucristo presente cuando ellos rezan, para apaciguar al Dios Todopoderoso, para atraer Su gracia y misericordia sobre nosotros y para frustrar y vencer al demonio y a sus ángeles de una manera más eficaz"




Tomado de: El Secreto del Rosario de San Luis de Montfort.