viernes, 17 de abril de 2015

Oración para la noche

Altísimo Dios y Señor mío, en quien creo y espero, a quien adoro y amo sobre todas las cosas, te doy gracias por haberme creado, hecho cristiano, colmado de beneficios y por haberme conservado la vida hasta el presente. Dame luz para reconocer las faltas que hoy he cometido y gracias por aborrecerlas.

(Ahora haz un examen de conciencia y un buen acto de contrición).

¡Señor mío, Jesucristo!
Dios y Hombre verdadero,
Creador, Padre y Redentor mío; por ser Vos quien sois, Bondad infinita,
y porque os amo sobre todas las cosas,
me pesa de todo corazón de haberos ofendido;
también me pesa porque podéis castigarme con las penas del infierno.
Ayudado de vuestra divina gracia propongo firmemente nunca más pecar, confesarme y cumplir la penitencia que me fuere impuesta. 

Guárdame, Señor esta noche de todo pecado y líbrame de todo mal. Amén.