miércoles, 18 de febrero de 2015

En paz me dormiré



Con Dios me acuesto, con Dios me levanto,
con la gracia del Padre, del Hijo y del Espíritu Santo.
En paz me acostaré, y así mismo dormiré,
porque solo Tú, oh Señor, me haces vivir confiado.