miércoles, 18 de febrero de 2015

Dame un sueño reparador



Querido Dios:
Mientras estoy acostado aquí en busca
de otra buena noche de sueño reparador,
dame la paz de la mente y la capacidad de relajarme.
Que tu presencia sea un escudo alrededor de mí
y tu ángel de la guardia me proteja de todo mal.

Protege a mis seres queridos.
Dame un sueño reparador,
para que así pueda yo satisfacer mis necesidades
de restauración física y mental que me permitan
despertar lista para recibir otro día hermoso,
el cual espero que me permitirás vivir para disfrutar
con alabanzas y gracias a Tí