miércoles, 21 de enero de 2015

La Flor del Carmelo





¡Oh bellísima Flor del Carmelo, fructífera Viña, resplandor del cielo, Madre singular del Hijo de Dios, Virgen siempre Pura! Madre Santísima, después de habernos traído al Hijo de Dios, permanecisteis intacta y sin mancha alguna.

¡Oh Bienaventurada siempre Virgen, asistidme en esta necesidad!
¡Oh Estrella del Mar, auxiliad y protegedme! Mostradme que sois mi Madre.
¡Oh María sin pecado concebida; rogad por nosotros que recurrimos a Vos!


Madre y Ornamento del Carmelo, rogad por nosotros.
Virgen, Flor del Carmelo, rogad por nosotros.
Patrona de los que visten el santo Escapulario, rogad por nosotros.
Esperanza de los que mueren vistiendo con el santo Escapulario, rogad por nosotros.
San José, castísimo esposo de María Santísima, rogad por nosotros.
San José, nuestro gran patrón, rogad por nosotros.
Dulce Corazón de María, sed nuestra salvación.


Amén