jueves, 22 de enero de 2015

Envía tu ángel a la misa



Oh Santo Ángel a mi lado
Ve a la iglesia por mí.
arrodíllate en mi lugar en la Santa Misa
donde deseo estar.

En el ofertorio, toma todo lo que soy y tengo
y colócalo como un sacrificio sobre el trono del altar.
En la Sagrada Consagración,
adora con amor seráfico a mi Jesús escondido en la Hostia,
bajado desde el cielo.

Ora por aquellos que me aman entrañablemente,
y por los que me causan dolor,
que la sangre de Jesús pueda limpiar todos los corazones que sufren
y dé  alivio a las almas.

Cuando el sacerdote tome la Comunión tráeme a mi Señor,
que su dulce corazón pueda estar en el mío y yo ser su templo.
Ora para que el divino sacrificio pueda borrar todos los pecados del hombre.
Luego tráeme a casa la bendición de Jesús.
La promesas de todas las gracias.
Amén