jueves, 10 de septiembre de 2015

La Sagrada Comunión



Cada vez que recibimos la Santa Comunión, se nos, perdonan los pecados veniales.

A Santa Gertrudis la Mayor, Jesucristo ha revelado: "Cada vez que un alma recibe la Santa Comunión, algo hermoso sucede a cada alma en el Cielo, en la Tierra, y en el Purgatorio."

El Cura de Ars decía: "Una sola Comunión bien recibida vale más que la suma de 20,000 NFF que se distribuyera a los pobres.

Cada vez que recibimos la Santa Comunión, nuestro lugar en el Cielo es elevado para siempre, y se abrevia nuestra estancia en el Purgatorio.

¡NO DEBEMOS DEJAR PASAR NINGUN DIA SIN RECIBIR LA SANTA COMUNION!

La Comunión Espiritual

Es enorme el valor de una comunión espiritual bien hecha. Podemos y debemos hacer la comunión espiritual frecuentemente. Es muy sencillo este acto. Se efectúa simplemente pensando en Jesús, en Su gran Amor a nosotros, y en nuestro Amor hacia El. Luego, pedir a la Santísima Virgen que implore a su Divino Hijo venir a nuestros corazones. Estas comuniones espirituales se pueden ofrecer por los intereses de Doloroso e Inmaculado Corazón de María. ¡También se añade la intención especial nuestra!

Nuestro Señor nos ha dicho que después de recibir la Santa Comunión, debemos repetir la siguiente jaculatoria: "Sacratísimo Corazón de Jesús, ¡que todo el mundo Os ame con ardiente Amor!"

(Revelación de N.S. a Gabrielle Bossis en Francia).