martes, 17 de febrero de 2015

Oración a San Peregrino (Patrono de los enfermos de Cáncer)





Oh San Peregrino, a quien llaman "El Hacedor de Maravillas", por los numerosos milagros que obtienes de Dios para todos los que recurren a ti: tú que por muchos años padeciste una cancerosa enfermedad que carcomió tus tejidos y destruyó las fibras de tu ser, que tuviste alivio cuando todos los recursos humanos no te daban esperanza; tú que fuiste favorecido viendo a Jesús bajar de la cruz para sanar tu enfermedad, pide a Dios y a la Santísima Virgen la cura para estas personas a quienes ahora te encomiendo (diga el nombre de las personas enfermas). Ayudados así por tu poderosa intercesión, te pedimos nos ayudes a alcanzar la bondad y misericordia de nuestro Señor Jesucristo. 
Amén

(Padrenuestro, Avemaría, Gloria)

_______________________________________________________


Oración a  San Peregrino (2)

San Peregrino, humilde servidor del Señor y de Santa María, ven en mi ayuda y sostenme en mi debilidad. La enfermedad invade mi cuerpo y hace la vida incierta, la tristeza empaña mi corazón y mi fe desfallece. Por tus súplicas, alcánzame una fe viva, y una esperanza firme, a fin de que Dios tenga compasión de mí, me libre de todo mal, sane mi cuerpo y se cumpla Su Voluntad en mí. Que en Su ternura, sea fortalecido, en las pruebas y angustias que Él me llame a vivir para ser siempre testimonio de Su presencia en mi vida.

¡Oh San Peregrino, mi hermano en la fe, sé mi protector y ruega por mí a Dios, Nuestro Señor, el Buen Pastor, a fin de que me conduzca un día a su morada de paz y de alegría, donde celebraré su amor, por los siglos de los siglos! 

Amén.

(Padre nuestro, Ave María, Gloria).
¡San Peregrino, ruega por nosotros!

______________________________________________________________

Letanía en honor de San Peregrino

¡Señor, ten piedad de nosotros!
¡Cristo, ten piedad de nosotros!
¡Señor, ten piedad de nosotros!

¡Cristo, óyenos!
¡Cristo, escúchanos!

¡Dios Padre Celestial, ten piedad de nosotros!
¡Dios Hijo Redentor del Mundo, ten piedad de nosotros!
¡Dios Espíritu Santo, ten piedad de nosotros!
¡Santa Trinidad que eres un solo Dios, ten piedad de nosotros!

¡Santa María, Madre de Dios, ruega por nosotros!
¡Madre de los Dolores, ruega por nosotros!
¡Salud de los enfermos, ruega por nosotros!
¡Auxilio de los cristianos, ruega por nosotros!


¡San Peregrino, ruega por nosotros!
¡Convertido en las oraciones de San Felipe, ruega por nosotros!
¡Afligido por la enfermedad del cáncer, ruega por nosotros!
¡Sanado por la mano desclavada de Jesús crucificado, ruega por nosotros!
¡Tú que convertiste a los pecadores más endurecidos
con la oración y el ayuno, ruega por nosotros!
¡Tú que recibiste los favores que le pediste a Dios, ruega por nosotros!
¡Tú que pusiste toda tu confianza en la oración, ruega por nosotros!
¡Tú que fuiste muy austero en la penitencia, ruega por nosotros!
¡Paciente en los sufrimientos, ruega por nosotros!
¡El más humilde en el sacerdocio, ruega por nosotros!
¡El más bondadoso de los afligidos, ruega por nosotros!
¡El más devoto de la Pasión de Cristo y los dolores de María, ruega por nosotros!
¡Víctima con Jesús y María por la salvación de las almas, ruega por nosotros!
¡Hacedor de milagros a los enfermos, ruega por nosotros!
¡Esperanza en los casos de enfermos incurables, ruega por nosotros!

¡Patrono universal de los enfermos de cáncer y de los que padecen llagas incurables, ruega por nosotros!

¡Gloria de la Orden de los Siervos de María, ruega por nosotros!

¡Cordero de Dios, que quitas el pecado del mundo, ten piedad de nosotros! (3 veces)

Ruega por nosotros, oh glorioso San Peregrino,
para que alcancemos las promesas
de Nuestro Señor Jesucristo. 
Amén.