lunes, 16 de febrero de 2015

Oración por la salud de familiares y amigos




P. Gustavo E. Jamut

 "Señor, aquel a quien tú quieres, está enfermo". (Juan 11,3)

Dios te da, como bautizada e hija suya, la autoridad para orar por los enfermos.  En la medida de lo posible, une tu oración al gesto afectuoso de la imposición de  tus manos.

 A) Te pido por la gloria del Padre del cielo, que sanes a los enfermos de mi familia y mis amigos.

Haz que crezcan en la fe, en la esperanza y que reciban la salud para gloria de tu Nombre. Para que tu Reino siga extendiéndose más y más en los corazones a través de los signos y prodigios de tu amor.

Todo esto te lo pido Jesús porque tú eres el Señor. Tú eres el buen Pastor y soy, como todas, de tu rebaño.

Estoy convencida de tu amor que aun antes de conocer el resultado de mi oración, con fe te digo gracias Jesús, por lo que tú vas a hacer en mí y en cada uno de ellos. Gracias por las enfermedades que tú estás sanando ahora. Gracias por tu misericordia.

B) Señor Jesucristo, que para redimir a los hombres y sanar a los enfermos quisiste asumir nuestra condición humana, mira con piedad a  (se dice el nombre.....) que está enfermo (a) y necesita ser sanado(a) en el cuerpo y en el espíritu.

Reconfórtalo(a) con tu poder para que levante su ánimo y pueda superar todos sus males.
Y ya que has querido asociarlo(a) a tu pasión redentora, haz que confíe en la eficacia de su dolor, para la salvación del mundo. Tú que vives y reinas por los siglos de los siglos. Amén