lunes, 23 de febrero de 2015

María enséñame a ser como tú


María, enséñame a recibir los anuncios de Dios como tú; a ser lleno de Gracia, a no tener miedo de la acción del Espíritu Santo, a concebir en mi corazón a tu Hijo, a iluminar a todos con su luz.

Enséñame a confiar en la sombra del Altísimo, a creer que para Dios nada es imposible y a vivir según Su voluntad.

Enséñame a estar dispuesto a servir siempre, a llevar a todos al Espíritu Santo, a gritar que Dios hace maravillas.

Enséñame a mirar las obras de Dios y verle en toda la Creación, a proclamar que El es Santo, a no olvidar Su misericordia y confiar en Dios Padre Todopoderoso.

Enséñame a no ser orgulloso, a no ser soberbio, a tener hambre de Dios, a compartir la vida con todos, a hacer todo lo que tu Hijo me diga. María, enséñame a ser como tú.

Amén