martes, 17 de febrero de 2015

Ayuna de...

Vivamos es ta Cuaresma de una manera especial.
El ayuno tiene como objetivo vaciar nuestro corazón para llenarlo de algo más valioso.Es una necesaria limpieza del alma para tener la grandeza para la que Dios nos ha creado.
Ayuna de juzgar a otros; llénate del Cristo que vive en ellos.
Ayuna de palabras hirientes; llénate de frases que purifican.
Ayuna de descontento; llénate de gratitud.
Ayuna de enojos; llénate de paciencia.
Ayuna de pesimismo; llénate de optimismo.
Ayuna de preocupaciones; llénate de confianza en Dios.
Ayuna de quejarte; llénate de apreciar lo que te rodea.
Ayuna de las presiones que no cesan; llénate de una oración que no cesa.
Ayuna de amargura; llénate de perdón.
Ayuna de la importancia de ti mismo; llénate de compasión por los demás.
Ayuna de ansiedad personal; llénate de esperanza eterna en Cristo crucificado.
Ayuna de desaliento; llénate de esperanza.
Ayuna de pensamientos de debilidad; llénate de las promesas que inspiran.
Ayuna de todo lo que te separe de Jesús; llénate de todo lo que a El te acerque.
De: Vive la Semana Santa